El Colegio Americano de Cali se encuentra ubicado en el departamento del Valle del Cauca, en el Municipio de Santiago de Cali, Ciudad del Sur occidente colombiano y capital del departamento.

Sucesos que caracterizan nuestra historia

La historia del Colegio Americano, va de la mano de los aspectos socio-económicos, políticos y culturales de la ciudad, el departamento y el país. Por lo tanto, al hacer un acercamiento a este contexto se puede ver con claridad la importancia y el valor que marca nuestra institución.

En el año de 1925, los esposos Swartz arribaron por el puerto de Buenaventura. El Rev. Walter L. Swartz fue el primer misionero de la Iglesia Presbiteriana Cumberland que llegó a Cali para establecer la obra en el occidente colombiano. Tres años más tarde con el apoyo de las Damas Presbiterianas de los EEUU, inició la obra educativa como un servicio social de la iglesia. Fue así como en 1928, se dio comienzo al Colegio, que en ese entonces se llamaba “Colegio Colombiano”, contando con la presencia de dos profesoras americanas llamadas Ethel Brintle y Bernis Barnet. Por lo anterior, la institución fue reconocida como el “Colegio de los Americanos”, “razón por la cual más tarde se denominó definitivamente COLEGIO AMERICANO”.

La situación era muy difícil, teniendo en cuenta que en esta época se vivía una fuerte persecución religiosa y los niños evangélicos eran rechazados de las escuelas públicas. Dentro de la problemática social de la época, debemos destacar el tema de la excomunión. Estas sanciones tuvieron efectos sociales y políticos para los excomulgados como una forma que la Iglesia Católica utilizó para controlar la difusión del protestantismo. La pena consistía en una declaración pública con la que se excluía a los sancionados por la Iglesia y se les exponía al escarnio público y la marginación, la mayor parte fueron excomulgados por practicar el matrimonio civil, ignorar el bautismo infantil, matricular a sus hijos en colegios protestantes. Los padres de los estudiantes fueron advertidos en varias oportunidades de no matricular a sus hijos en un colegio protestante como el Americano, puesto que el hacerlo significaría la excomunión para toda la familia.

Read more: Historia